Pétreos rastros de primitivos habitantes metenses

“En las tres evidencias que aquí refiero encuentro similitud en figuras y otros trazos lo que me lleva a deducir que también compartieron comunes sistemas de comunicación, códigos que mediaron sus relaciones interpersonales”.

Arte rupestre como inspiración del Arte popular. Alegoría de los petroglifos de Piedra Gorda, obra participante en la categoría Campesina en el VI Desfile de Carretilleros Frutícolas de Lejanías, Meta, ocurrido el domingo 13 de octubre de 2013 (Foto: Óscar A. Pabón M).

Al comienzo del mes de diciembre del año 2013 la ciencia reportó el hallazgo de milenarias ciudades en la amazonia ecuatoriana alta.

Dice la información que “son rastros de articulados asentamientos humanos con diseños urbanísticos y de culturas agrícolas hasta ahora desconocidos”. Los hallazgos fueron posibles mediante el uso tecnología láser de alta gama.

Dicho trabajo periodístico se titula “Ciudades de hace 2.500 años son descubiertas en la Amazonía” puede leerse mediante el enlace:

https://www.dw.com/…/ciudades-de-hace-2500-a…/a-67969207

La ecuatoriana noticia resultó ser el detonante para la redacción este informativo artículo con enfoque en territorios metenses.

A manera de contexto:

Según Alatiel de la Mora en la revista virtual del Centro INAH de Morelos, México:

“Arte rupestre: Un panorama general

Las manifestaciones gráficas rupestres, más conocidas como “arte rupestre”, son los dibujos, grabados y pinturas en piedra realizadas por personas desde hace miles de años.

Se hacían con las manos y burdos pinceles, así como con piedras o herramientas más duras que las rocas en las que se plasmaba el diseño. Para su catalogación y estudio se les divide en pinturas, petrograbados y geoglifos”.

Al buscar en Google datos aproximados a la época del arte rupestre de nuestro país encuentro lo siguiente:

“Las manifestaciones de arte rupestre en Colombia fueron realizadas por diferentes grupos humanos en distintos periodos cronológicos que datan de aproximadamente 16.500 años a. C.”.

También ubiqué un video cuyo enlace electrónico es el siguiente:

https://www.senalmemoria.co/arte-rupestre-en-colombia .

Tres vestigios en tres municipios cercanos:

Sin ser yo profesional en alguna de las disciplinas de la antropología, como en otras oportunidades me atrevo a hacer público nuevo análisis a partir de mi interpretación a bienes de arte rupestre que están en lugares cercanos a la cordillera metense.

Unas cuarenta enormes piedras tienen variedad de petroglifos. Están esparcidas en potreros localizados en la vereda La Florida del municipio de Mesetas (Fotografía de Yohan Güiza B.)

Comentaré acerca de los petroglifos que hay en zonas rurales de los municipios de Lejanías, Mesetas y Uribe, con distancias no tan cortas entre sí.

El hecho de estar dichas evidencias arqueológicas en los tres citados territorios indica que desde tiempos muy pretéritos en tales paisajes geográficos hubo presencia humana, de ahí que deduzco que corresponde a ocupación prehistórica sedentaria con posibles fuertes vínculos sociales, económicos y culturales.

En las tres evidencias que aquí refiero encuentro similitud en figuras y otros trazos lo que me lleva a deducir que también compartieron comunes sistemas de comunicación, códigos que mediaron sus relaciones interpersonales no solo entre estas sociedades del piedemonte sino con otras localizadas al otro lado de la cordillera oriental y quizá de otras zonas del llano.

De lo anterior se deduce que también pudieron haber tejido redes de senderos de los que quizá aún haya vestigios o que a lo mejor fueron utilizados por los grupos humanos que los sucedieron.

Reitero que son mis hipótesis. Guardo la esperanza que algún día cercano por estos lares se llevan a cabo investigaciones científicas con equipos tecnológicos de alta gama como los utilizados en Ecuador que permitieron el hallazgo de las amazónicas ciudades milenarias.

Arte rupestre en la cúpula de la conocida Piedra Gorda, vereda Cristalina Baja de Lejanías (Foto: Óscar A. Pabón M.)

Mientras tanto invito a quienes ejercen como Arqueólogos profesionales para que desde sus saberes académicos y sus análisis en terreno a la opinión pública le compartan sus conocimientos con pedagógicos textos escritos.

Que no se queden solo en las obligadas rendiciones de informes técnicos a entidades, como por ejemplo al Instituto Colombiano de Antropología e Historia –ICANH-.

Coincidencia de los tres ejemplos es que cerca de sus respectivas ubicaciones hay fuentes hídricas. Conozco los de Lejanías y los de Uribe. Aclaro que los pocos petroglifos que miré en el sitio Moyas de Santa Rita se localizan dentro del cauce del cuerpo hídrico, por lo tanto solo son visibles en meses de sequía.

A partir del tamaño de la roca y de la cantidad de trazos el sitio arqueológico de Piedra Gorda, Lejanías, es el  más monumental de los tres casos aquí referidos.

En lo referente a la existencia de arte rupestre en sitios de Mesetas por lo menos hace ocho años que lo supe. Me lo contó Yohan Guiza quien amablemente me compartió su colección de imágenes de los petroglifos localizados en la vereda La Florida. Así mismo me dijo que en áreas veredales de: Las Rosas, El Diamante y la Guajira de su municipio también hay arte rupestre.

Acerca de mis inquietudes por el pasado histórico y cultural de mi región, hace unos años escribí un ensayo -como este- relacionado con la antiquísima ocupación humana en sectores del Alto y Bajo Ariari.

El título: “Los incógnitos escultores de Piedra Gorda -Meta” el cual para mi satisfacción fue publicado en especializada revista electrónica, este es su enlace:

https://www.rupestreweb.info/colombiagorda.html .

En las Moyas de Santa Rita está este petroglifo. El turístico sitio se ubica en territorio rural del municipio de Uribe (Foto: Óscar A. Pabón M.

Con base en el reportado cálculo de 16.500 años a C de las expresiones con arte rupestre en nuestro país, nos indica que es demasiado remota la presencia humana en la región.

Finiquito esta narrativa diciendo que las huellas arqueológicos de por aquí son “tesoros de nuestra civilización”, palabras tomadas del comentario del presidente de China cuando visitó unas ruinas arqueológicas de su país en donde: “elogió el sitio como un tesoro de las civilizaciones del mundo”.

Lo dice el artículo: <Xi Jinping, hombre de cultura>, escrito por el o la periodista Xinhua. Recomiendo su lectura.

3 respuestas a “Pétreos rastros de primitivos habitantes metenses”

  1. Mauricio Gnecco dice:

    Maese Oscar, gracias por su informativo y provocativo artículo. Comparto plenamente la urgente necesidad de abordar con la mayor “altura” todo lo atinente a la arqueología regional, por demás pobrísimamente atendida. Salvo contados trabajos de arqueología de rescate obligados casi a la brava durante la construcción de oleoductos y carreteras, nada o casi nada masse hace, habiendo tanto por hacer en lugares que igual considero tesoros más allá que de la patria, de la humanidad. Todos somos migrantes en el tiempo y nuestros ancestros están allí en cada expresión de arte rupestre, vestigio cerámico, restos de asentamientos, redes de caminos y tanto por hallar, revalorar y compartir.

  2. Oscar Pabón dice:

    Mauricio, muchas gracias por sus aportes críticos.

    Aprovecho para contar aquí, que horas después de haber publicado mi ensayo acerca de los petroglifos en una página de España especializada en temas de arte rupestre publicaron imágenes de petroglifos de un lugar de ese distante país en las que hay figuras geométricas muy parecidas a las de estos lares. Otra incógnita y enigma que me surge acerca de los códigos compartidos de los hombres prehistóricos separados por el Océano Atlántico.

    El enlace de dicho sitio electrónico es el siguiente:

    https://www.facebook.com/parquearqueoloxico.arterupestre

    De nuevo: gracias mil.

    Saludo cordial.

  3. Dario Cardenas García dice:

    Estimado Oscar,
    Es muy valioso tu artículo y como siempre en tus dotes investigativos, demuestras una vez más, la importancia de la historia arqueológica y poder dilucidar la presencia humana en la tierra, donde son testigos elocuentes los petroglifos y el arte rupestre grabadas en piedra, y su relación con el agua, como elemento vital de la vida, especialmente cuando relaciona estos encuentros en Lejanias, Mesetas, y Uribe. Felicitaciones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

We are glad you have chosen to leave a comment. Please keep in mind that comments are moderated according to our comment policy.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Publicaciones Recientes

En 1871 expedición bajó desde Tolima por el camino sanjuanero al territorio de San Martín La colonización de La Macarena en un poema de 1976 Cáqueza hace parte de la ruta literaria de La Vorágine Diálogos “En  Armonías Colombianas” con Palo Cruzao Tras las huellas del antiguo camino de herradura entre Bogotá y Villavicencio Por el camino de Apiay Francisco de Paula Santander en 1816 llegó a los Llanos Las aves inspiración de cultores llaneros El racionamiento de agua en Bogotá saca a flote el proyecto Chingaza II. En el Día Internacional de los Monumentos memoria de obra natural y cultural Desmemoria arquitectónica de nuestras ciudades: la experiencia de Villavicencio

Comparte esta publicación

Facebook

Categorías

  • Histórica y Cultural
  • Medio Ambiente
  • Otros Autores
  • Principal