Medio siglo de la casi olvidada  tragedia de Quebradablanca

“Al día siguiente las autoridades dispusieron el coliseo cubierto de Los Conquistadores para que en el piso cementado de la cancha fueran ubicados los cadáveres rescatados y traídos en volquetas a Villavicencio”.

E:\Quebradablanca 30 VI 74 El Espectador.png
Portada de El Espectador del domingo 30 de junio de 1974; paradójicamente con la dolorosa noticia de la catástrofe se anuncia que la capital del Meta sería la sede de los Juegos Nacionales (Foto: Archivo de El Espectador).

Con motivo del aniversario 50 de la tragedia de Quebradablanca en la ruta Bogotá/Villavicencio comparto la siguiente memoria redactada a partir de recuerdos míos a los que le enlazo más información recaudada. 

Por algunos años al final del mes de junio en la patronal fecha de San Pedro la Asociación de Comerciantes de los Llanos –Asillanos- en Villavicencio realizó algo así como un popular festival. Este colectivo gremial existió a la par de la Cámara de Comercio, para entonces no se hablaba de Fenalco. En la versión del año 1974 desde el jueves 27 de junio en el programa se cumplía nutrida maratón bailable en la plazuela de los Centauros. 

Para entonces yo laboraba en la céntrica ferretería “El Centavo menos” de la familia Ortegón Rey, cercana a la calle 39 que va hacia la iglesia Catedral, por eso en la tarde gris del viernes 28 escuché las sirenas y miré pasar las raudas ambulancias que por esa obligada calle iban rumbo al hospital con los heridos rescatados en el enorme derrumbe caído en la curva de la Quebradablanca en Guayabetal.

Ante la triste noticia los villavicenses entramos en consternación y la sanpedrina fiesta del gremio de comerciantes se suspendió, incluida la animada maratón bailable.

Al día siguiente las autoridades dispusieron el coliseo cubierto de Los Conquistadores para que en el piso cementado de la cancha fueran ubicados los cadáveres rescatados y traídos en volquetas a Villavicencio. 

Lo anterior con el fin de ser identificados por deudos y amistades. Así, en orden al público le permitieron el ingreso al escenario deportivo. Ese día y los siguientes las filas para entrar fueron interminables.   

Cuando el voluminoso alud, cayó en la carretera estaban represados cientos de automotores de pasajeros y carga.  Por eso al siniestro de Quebradablanca en su momento le calcularon una cifra aproximada a doscientos muertos. 

E:\Quebradablanca foto El Tiempo.jpg
La imagen del archivo del periódico El Tiempo muestra y dice todo lo sucedido en la desgracia del viernes 28 de junio de 1974 en la curva en el sector de la Quebradablanca.

Con semejante calamidad y ante las dificultades para rescatar los centenares de víctimas mortales el sector del mayúsculo derrumbe fue declarado camposanto. A la vez los metenses y habitantes de vecinos departamentos quedamos aislados vía terrestre del resto del país. 

En esos momentos el gobierno nacional presidido por el conservador Misael Pastrana B. no daba cálculos de hasta cuando estaríamos sumidos, en cambio sí recibió muchas críticas y culposos señalamientos a su ministro de Obras Argelino Durán Quintero. 

Como dicho gobierno en esos momentos estaba culminando, al nuevo mandatario -el liberal Alfonso López Michelsen- le correspondió hacerle frente a tan crítica situación social y económica de nuestra región.

El periódico El Tiempo al siguiente día de la catástrofe, sábado 29, y en los posteriores cubrió la noticia con los siguientes titulares:   

 “Más de 200 muertos en devastador alud en la vía a los Llanos”

“Era el fin del mundo” 

“Fue espantoso”

“¡La tierra crujía!” 

“Atrapados 300 vehículos”

“Un alud que se esperaba” 

“Quebradablanca, un camposanto” 

“5 minutos de horror”.

Casualidad: el día, la fecha y el mes de 1974 cuando ocurrió catástrofe, coinciden en el aniversario cincuenta: vienes 28 de junio de 2024.

E:\Quebradablanca tiquete.jpg
En su archivo personal la señora María Josefa Triana Rivera, sobreviviente de la tragedia de Quebradablanca, guarda el tiquete del Expreso Bolivariano que ese día compró. Ella viajó hasta el lugar donde poco antes había sucedido la catástrofe (Agradezco a Jimena Rivera por conseguirme tan histórico documento).

El nostálgico poema: Quebradablanca

Como reacción artística a tan triste episodio del cual fue testigo, el sanmartinero Manuel Orozco Castro ese mismo viernes 28 de junio de 1974 compuso tan sentido y descriptivo texto literario al que bautizó Quebradablanca.

Por entonces el autor tenía 25 años y eran tiempos de contagiante rebeldía juvenil internacional expresada también en la canción mensaje, de ahí que por eso hoy a la letra del poema le encuentro marcado tinte de protesta y a la vez entiendo el enérgico tono contestatario que a su voz Manuel le impuso al grabarlo al año siguiente de la nefasta tragedia.

Recuerda él que el acompañamiento musical fue con “el arpa majestuosa del Maestro René Devia, cuatro: Alfonso Perilla, maracas: Gilberto Castaño y en el bajo también el Maestro René Devia…” 

El poema que inicia con la exclamación: ¡Arpa Maestro que mata el sentimiento” en tiempos presentes es valioso referente regional porque en la memoria colectiva metense después de medio siglo ya no prevalece tan nefasto capítulo de su historia. 

Suma a lo anterior el cambio del paisaje del sitio en donde sucedió tan monumental alud, lo anterior por cuenta de las modernas obras de ingeniería que a la vía al Llano le han realizado. 

Uno de sus líricos mensajes del poema cuya letra también cumple medio siglo de compuesta, dice así:

“Pero todo ha sido adverso

a la tierra de las garzas

que hoy recibe como pago

indiferencia y nostalgia,

cuando precisa una ayuda

todos le dan la espalda

parece que se gozaran

mirándonos en desgracia

¿al que tanto se le debe

de esta forma se le paga?

¡República independiente

somos en nuestra patria!”

Digo también que los reclamos expresados en algunos versos de la referida creación literaria del sanmartinero Manuel Orozco C. hoy siguen vigentes.

Para evocar y recrear la tragedia sucedida en la vía Bogotá-Villavicencio escrita y declamada por su sanmartinero autor, se ingresa por el siguiente enlace:   https://www.youtube.com/watch?v=s_307JeO5ZQ

Una respuesta a “Medio siglo de la casi olvidada  tragedia de Quebradablanca”

  1. María Teresa Flórez Alonso dice:

    Tragedia sin ira para VILLAVICENCIO y los Llanos Orientales

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

We are glad you have chosen to leave a comment. Please keep in mind that comments are moderated according to our comment policy.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Publicaciones Recientes

La milenaria Capilla Sixtina de la Amazonia en 1992 El Meta: un paraíso para los amantes de las Aves Medio siglo de la casi olvidada  tragedia de Quebradablanca Villavicencio acercamiento a sus raíces artísticas y culturales En 1871 expedición bajó desde Tolima por el camino sanjuanero al territorio de San Martín La colonización de La Macarena en un poema de 1976 Cáqueza hace parte de la ruta literaria de La Vorágine Diálogos “En  Armonías Colombianas” con Palo Cruzao Tras las huellas del antiguo camino de herradura entre Bogotá y Villavicencio Por el camino de Apiay Francisco de Paula Santander en 1816 llegó a los Llanos

Comparte esta publicación

Facebook

Categorías

  • Histórica y Cultural
  • Medio Ambiente
  • Otros Autores
  • Principal