A tres décadas del concurso Crónicas de Granada

“En la noche del jueves 14 de diciembre de 1992 se cumplió la ceremonia de entrega de premios a los ganadores del concurso Crónicas de Granada, organizado por la Cámara de Comercio de Villavicencio. Ocurrió en la municipal Casa de la Cultura José Eustasio Rivera que ya no existe”.

Hacia el año 1961 así era el perímetro urbano de Granada (Foto: Fundación Archivo Fotográfico de la Orinoquia, FAFO/Revista Trocha). 

A propósito de la realización en el mes de diciembre último del 12o Encuentro de la Memoria de los territorios ariarenses bajo la organización del municipal colectivo eeri-eeri de Fuentedeoro, por invitación de Jairo Parrado E. y de Mauricio Mendieta C. líderes de dicho grupo, con gusto quiero aportar la siguiente narración sobre un ejercicio de recuperación histórica de la ciudad de Granada la misma a la que cuando surgió como caserío le dieron por nombre: Boquemonte.

Como recuerdo del primigenio nombre local a la recién inaugurada sede de la Unillanos en Granada la bautizaron Boquemonte.

Inicio mis recuerdos diciendo que al año siguiente a la apertura de la sede de la Cámara de Comercio de Villavicencio en la municipalidad granadina, desde la división de Promoción y Desarrollo con su coordinación de Cultura se ideó y organizó un concurso de crónicas de dicha jurisdicción. 

Como estímulos la entidad mercantil aprobó premios en metálico para los tres primeros lugares, también la respectiva divulgación en edición impresa.

La convocatoria fue amplia. Al cierre de la recepción de trabajos se reportaron ocho obras inscritas. Sus respectivos títulos y autores fueron los siguientes:

“Reseña Histórica del Batallón de Infantería #21 Batalla Pantano de Vargas”, autor: Teniente Coronel Óscar Libardo Virgüez Virgüez.

“Crónica sobre la creación de Granada, la Educación, la Vida social y otros apuntes históricos que son dignos de tener en cuenta”, autor: Alfredo Arango Delgado.

“Crónicas de Granada, la Educación y la Iglesia”, autor: Alfredo Arango Delgado.

“La fundación de Granada y sus primeros habitantes”, autor: Alfredo Arango Delgado.

“Granada principal hecho político ocurrido desde su fundación hasta la fecha”, autor: Campo Alonso Franco Escobar”.

“Recordando a Guachinacal”, autor: Edilberto Martínez Miranda

“Reseña histórica de Granada”, autora: Elvia Rojas de Carvajal

“Crónicas de Granada, Meta”, autor: Ovidio Ochoa Muñoz

La organización del concurso solicitó el favor a tres personas de reconocida solvencia moral y académica para que oficiaran como jurados. La invitación amablemente la aceptaron.

Así, la académica tarea la cumplieron Monseñor Héctor Julio López Hurtado Vicario Apostólico del Ariari, Nancy Espinel Riveros destacada Antropóloga metense y Miguel Ángel Venegas Rojas Sociólogo de la Universidad Nacional y profesor de la Unillanos.

G:\2da exposicion artes visuales\Crónicas de Granada.png
Memorias de hechos granadinos narrados en 1992 por habitantes de dicha municipalidad (Foto: Óscar A Pabón M.).

Según el fallo del jurado los siguientes trabajos fueron ganadores de los tres primeros lugares:

  • “Granada principal hecho político ocurrido desde su fundación hasta la fecha”, autor: Campo Alonso Franco Escobar”.
  • “Recordando a Guachinacal”, autor: Edilberto Martínez Miranda
  • “Reseña histórica de Granada”, autora: Elvia Rojas de Carvajal

En la noche del jueves 14 de diciembre de 1992 se cumplió la ceremonia de entrega de premios a los ganadores del concurso Crónicas de Granada, organizado por la Cámara de Comercio de Villavicencio. Ocurrió en la municipal Casa de la Cultura José Eustasio Rivera que hoy día ya no existe.

En el siguiente año, 1993, apareció la publicación en formato de cuadernillo con el trío de textos ganadores documento que tuvo amplia distribución no sólo en el municipio de Granada sino en las bibliotecas públicas municipales del Meta. Diseño e impresión lo hizo la Editorial Juan XXIII de Villavicencio.

E:\Cronicas de Granada 2.jpg
Recuerdos de años viejos granadinos guardan las fotos facilitadas para el documento por la señora Carmen R. de Sánchez y por el Batallón 21 Vargas.

En la publicación además de los textos ganadores hay algunas fotografías prestadas por ciudadanos de la ciudad. La imagen de la portada -el emblemático puente Guillermo León Valencia- la tomé en uno de mis semanales viajes a Lejanías y a San Juan de Arama en el Bibliojeep con fines culturales.

A tres décadas del narrado ejercicio de recuperación de memorias del pasado granadino algunas de las personas participantes en la convocatoria ya no existen, tampoco están la referida institución cultural sede de la nocturna gala de premiación del concurso, ni el kilométrico puente sobre el Ariari.

Culmino esta narrativa destacando el importante trabajo que desde Fuentedeoro cumple el Centro Municipal de Memoria eeri-eeri, entidad no oficial que hasta el año 2022 ha realizado doce ediciones de encuentros comunitarios dedicados a conversar, rescatar, documentar y divulgar la memoria histórica ariarense desde diferentes dimensiones.

2 respuestas a “A tres décadas del concurso Crónicas de Granada”

  1. Arsenio Balaguera Pardo dice:

    Sui géneris ejemplar impreso versión original en mí poder desde entonces, en normal estado de conservación…doy fe tal cual descripción…gracias por las evocaciónes y remembranzas del otrora bocamonte o boca de monte dónde algunos familiares antepasados maternos de apellidos Pardo Baquero, oriundos de San Martín de los llanos hicieron parte modestamente Del grupo dé colonizadores y cofundadores del luego Granada bella Flor Del ariari… tal cual como reza su hermoso himno… gracias maestro, gracias Master Colega 😔

  2. Kevin Medina dice:

    Que interesante es conocer como se ha construido la memoria histórica de esta región tan importante del departamento del Meta, como lo es el Ariari, y en específico, del bello municipio de Granada. Es importante conocer la génesis como pueblo y también que las generaciones venideras sean participes y apropien de la historia que en su gran mayoría, reposa en nuestros abuelos y bisabuelos, y no dejar que se pierda con el pasar del tiempo este elemento inmaterial en la cultura de los ariarenses.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

We are glad you have chosen to leave a comment. Please keep in mind that comments are moderated according to our comment policy.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Publicaciones Recientes

En 1871 expedición bajó desde Tolima por el camino sanjuanero al territorio de San Martín La colonización de La Macarena en un poema de 1976 Cáqueza hace parte de la ruta literaria de La Vorágine Diálogos “En  Armonías Colombianas” con Palo Cruzao Tras las huellas del antiguo camino de herradura entre Bogotá y Villavicencio Por el camino de Apiay Francisco de Paula Santander en 1816 llegó a los Llanos Las aves inspiración de cultores llaneros El racionamiento de agua en Bogotá saca a flote el proyecto Chingaza II. En el Día Internacional de los Monumentos memoria de obra natural y cultural Desmemoria arquitectónica de nuestras ciudades: la experiencia de Villavicencio

Comparte esta publicación

Facebook

Categorías

  • Histórica y Cultural
  • Medio Ambiente
  • Otros Autores
  • Principal