¿Siguen latentes los bogotanos proyectos Chingaza 2 y Sumapaz 1?

“Desde el año 1977 Bogotá se surte de las aguas del Guatiquía para lo cual su empresa de acueducto en sistema de páramo construyó un túnel de 3.2 Km. de longitud y 2,90 metros de diámetro que puede desviar máximo 30 metros cúbicos por segundo del caudal del río”

Esta es la hermosa laguna de Chimguaza que en lengua Chibcha traduce “Serranía del dios de la noche” (Foto: Óscar A Pabón M)

El martes 18 de marzo de 2008, era Semana Santa, por vez primera estuve en el Parque Nacional Natural Chingaza. Integré un grupo liderado por el diputado metense José Luís Silva V., con Hernando Chávez baquiano de la ruta, Ramiro Jiménez alcalde de San Juanito y algunos concejales de esa municipalidad, Carlos Lora del Ministerio de Medio Ambiente y Julio César Rivera C. del Cabildo Verde de Villavicencio. Fue una visita técnica a la laguna de Chingaza en el parque del mismo nombre que tiene 76.600 hectáreas de extensión y está por encima de los tres mil metros de altitud.

El PNN Chingaza se ubica en la cordillera Oriental. Es reino de las aguas y matriz de los ríos Guavio, Guatiquía, Blanco y Humea entre otros. Su exótica fauna la integran el venado de cola blanca, el oso de anteojos y el cóndor. Es compartido por los departamentos de Cundinamarca y Meta con sus municipios de San Juanito, El Calvario, Restrepo y Cumaral.

Acerca del nombre de la apacible bella laguna el Biólogo Carlos Lora nos dijo  que el correcto es Chimguaza, voz Chibcha que traduce “Serranía del dios de la noche”. Está localizada en zona de páramo y recibe las aguas del río Frío que nace en jurisdicción de San Juanito.

En el único desagüe natural de la gélida laguna de Chimguaza o Chingaza nace el río Guatiquía emblema villavicense que baja por entre los profundos cimientos de las enormes peñas que lo encañonan hasta su última garganta rocosa a la altura de sector de Bavaria en la capital metense.

El desagüe natural de la laguna de Chingaza se convierte en el nacimiento del río Guatiquía (Foto: Óscar A Pabón M)

La fase Chingaza I:

Con colosales obras de ingeniería intervinieron el páramo. Fueron construidas para el mega proyecto hídrico Chingaza I (Fotos: EEAB)

Desde el año 1977 Bogotá se surte de las aguas del Guatiquía para lo cual su empresa de acueducto en sistema de páramo construyó un túnel de 3.2 Km. de longitud y 2,90 metros de diámetro que puede desviar máximo 30 metros cúbicos por segundo del caudal del río, con la que inunda un extenso territorio del parque dando origen al gigantesco embalse de Chuza. Este proyecto se denomina Chingaza I y fue financiado por el Banco Mundial.

El trasvase de aguas de la cuenca del Orinoco para la del Magdalena que la Empresa de Acueducto de Bogotá –EAAB- realiza con el embalse de Chuza, además de producir negativos impactos sobre el ecosistema del Parque Nacional Natural Chingaza afecta a la Orinoquia colombo venezolana pues le merma su caudal hídrico.

Imponente es el embalse de Chuza con el volumen de agua desviada de la cuenca del Orinoco para la del Magdalena (Foto: Óscar A Pabón M)

SOS Chingaza II y Sumapaz I:

Alerta comunitaria de vieja data la ha causado saber que la EAAB tiene previsto construir otra represa dentro del Parque Nacional Natural Chingaza. Dicen que la fase II cubriría un edénico paisaje de flora nativa conocido con el nombre de “valle de los frailejones” que será anegado con el desvío de más cuerpos de agua.

Calculan que unas 500 hectáreas de páramo serán inundadas con los ríos Quebradablanca y Guájaro que abastece el acueducto de San Juanito, también con las aguas de un afluente del Humea.

Además este traslado hídrico de la cuenca del Orinoco para la del Magdalena altera el ordenamiento natural de aguas, con el consabido daño para nuestra región y para gran territorio venezolano.

Hermoso Valle de los frailejones -hábitat de venados de cola blanca y osos de anteojos- que posiblemente sería inundado para el nuevo embalse del proyecto Chingaza II (Foto: Óscar A Pabón M)

Sobre ese proyecto en ciernes Nelson Vivas Mora reconocido ambientalista regional escribió para el periódico Tierra Mágica No 38 del año 2008 el artículo: “Chingaza II: agua para Bogotá a costa de los villavicenses”.

Visto lo anterior se puede decir que el hermoso encanto del fantástico reino de las aguas que los metenses tenemos en el Parque Nacional Natural Chingaza, con su latente fase II la Empresa de Acueducto y Alcantarillado de Bogotá estaría en riesgo de acabarlo de romper.

Pero más alarmas ambientales están encendidas entre comunidades del departamento del Meta. Se trata al parecer por un proyecto con similares objetivos al de Chingaza por parte de Bogotá pero en el páramo de Sumapaz, el más grande del mundo.

De ser cierta tal noticia la obra de ingeniería en dicho PNN atentará contra el caudal del río Ariari -con el Guayabero originan el Guaviare- porque trasvasará agua de la vertiente del Orinoco para la del Magdalena.

Cabe resaltar los importantes trabajos que la Mesa Hídrica del Piedemonte metense ha desarrollado. También contar que en defensa de los recursos naturales ariarenses hace unos años se fundó el Observatorio Regional Ambiental Ariari AMEM –ORA-, integrado por sociales lideresas y líderes de dicha extensa y productiva región metense.

Desde todo punto de vista los proyectos Chingaza II y Sumapaz I resultarán catastróficos no solo para los dos PNN sino para el país y demás territorios de nuestro planeta, pues atentarán contra los sistemas de páramo. Al respecto, un texto de la desaparecida Revista Cambio en su edición #769 del 2008 dice que en Colombia se localiza el 68% del total de las hectáreas de páramos que la Tierra tiene.

Una respuesta a “¿Siguen latentes los bogotanos proyectos Chingaza 2 y Sumapaz 1?”

  1. Moisés Zúñiga Garzón dice:

    Muy buena su nota y crónica, le he dado lectura en la edición de mi noticiero por la comunitaria de Guamal, 88.4 fm, “Ahora las noticias, el magazin”.
    Muy buenos comentarios de mi audiencia.
    Lo llamare para concertar, mas que una entrevista, una charla en el informativo.
    Buen día mi guamona.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

We are glad you have chosen to leave a comment. Please keep in mind that comments are moderated according to our comment policy.

Publicaciones Recientes

Producir alimentos actualmente no es sinónimo de modernizar procesos Trilogía de destinos turísticos lejanienses Aquel 9 de abril en el pueblo de Villavicencio El Buque: modelo agroindustrial villavicense en la segunda mitad de 1800 ¿Amenazada la seguridad alimentaria de pueblo Sikuani? El tucunaré, de los ríos a las páginas de una novela Rezanderos para las gusaneras del ganado TRANSNISTRIA LLANO ADENTRO – SABANA INUNDABLE Desde el legado de Alfredo Molano, ¿Cuáles son los principales aprendizajes y reflexiones que nos ha dejado la práctica de escucha?

Comparte esta publicación

Facebook

Categorías

  • Histórica y Cultural
  • Medio Ambiente
  • Otros Autores
  • Principal