Cumaral, fugaces asomos a su historia

Los cumaraleños el 3 de julio celebran los 120 años de su patria chica

Iglesia Cumaral

Datos sueltos que conseguí sobre la historia del metense poblado de Cumaral los consigné en la monografía que el periódico Llano 7 días por entregas publicó en 2001. Dicha colección departamental llevó el título de El Meta y sus municipios. 

Como el 3 de julio del año en curso Cumaral llega a su aniversario No. 120 recupero y transcribo la referida semblanza histórica local, también comparto otros aportes.

“La Ordenanza 106 expedida el 21 de octubre de 1850 por la Cámara Provincial de Bogotá se convierte hasta ahora en el documento oficial más antiguo para esta jurisdicción, ya que crea en el Cantón de San Martín al distrito de Serviez que sucede al entonces corregimiento de Cumaral”.

Con ese mismo acto legislativo a Gramalote le cambian su nombre original por el de Villavicencio. Por lo anterior deduzco que los dos bautizos oficiales centralistas los hicieron para rendir memoria a dos personajes de la Independencia, al ecuatoriano Antonio Villavicencio y al militar francés Manuel R. Serviez.

“La historia más reciente dice que en 1901 en la Laguna del Pueblo fue fundado un caserío, y que una gran epidemia diezmó la población, obligando en 1917 el traslado al sitio Tierra Alta, seis kilómetros al Norte del anterior y cerca al río Guacavía, con el nombre de Boquemonte que posteriormente se cambió por el de Cumaral, debido a que en su territorio abunda la palma de Cumare –Astrocaryum chambira-.

Cumaral 7 días

Desde sus comienzos el centro poblado tuvo como patrono a San Roque.

Las dos poblaciones referidas surgen de forma estratégica como posadas sobre el trazo del camino ganadero que unía a las regiones de Medina y Casanare con Villavicencio.

Entre sus primeros habitante se recuerdan a Manuel Saavedra Hernández -donante de los terrenos para levantar las primeras casas-, Eustorgio Pinzón Machado -quien con madera de Bocademonte talló la figura de San Roque-, Próspero Peña, Faustino Pulido Rojas, José Genay, David Hernández, Oliverio Castro y Jorge Varela Espinosa.

Como iniciales autoridades están en su orden: Corregidor: Marco Antonio Machado, Presidente del Concejo municipal: Ricardo Leal, Juez: José María Meneses y Párroco: Francisco de Oliveira”. (Fuentes: Alcaldía de Cumaral y Revista Cumaral 100 años).

Sobre este pasado local, rastreando hechos de la Guerra de los mil días en territorios llaneros un dato encontré. Corresponde a la presencia y paso por Cumaral en 1901 del caucano Avelino Rosas, liberal y experimentado líder de esa revolución.

Algunas fuentes citan a este personaje como uno de los fundadores del caserío. En plan insurgente Rosas venía de la región de Medina.

En 1988 al señor Guillermo Torres G. tuve la oportunidad de formularle algunas preguntas sobre el pasado de Cumaral. Fue en una cafetería cercana al parque central, si mal no recuerdo era su casa de habitación. Me dijo que desde 1938 había llegado.

Contó que las primeras ferias las hicieron en el parque sede también de los mercados dominicales. Que el servicio de transporte para ir a Villavicencio y regresar lo prestaba la Flota Guayuriba, que gastaban hasta seis horas en cada ruta.

Dijo que hacia y desde Casanare había mucho movimiento comercial por el camino de herradura siendo la ganadería el más importante, que con los vaqueros llaneros llegaban indígenas.

Acerca de la marisca –cacería- recordó que como el pueblo estaba rodeado de monte se conseguía venado, chigüire, cachicamo y lapa. También que el río Guacavía les brindaba abundante pesca.

Placa Cumaral

En lo relacionado con las anchas calles comentó que las trazaron los fundadores y que años más tarde cuando los ingenieros de obras públicas llegaron para emprender la pavimentación se sorprendieron al saber que personas sin conocimientos habían trazado tan bien las calles.  

Sobre el crecimiento de Cumaral como pueblo dijo que inició con la pacificación del país, que a partir de 1960 muchas personas de diferentes lugares llegaron para quedarse.

El territorio cumaraleño ha sido muy inspirador, ejemplo es su hijo Meyer Beltrán quien le compuso la canción Fiesta en mi pueblo con un pegajoso verso que dice:

“En Cumaral las mujeres son bonitas, en Cumaral los hombres son caballeros.

En Cumaral cada que hay toros colados se canta joropo, se baila y se pasa bueno”.

Por su parte el famoso cantautor venezolano Reinaldo Armas le dedicó su composición Ni fronteras ni palabras que comienza así:

“Por una cumaraleña voy a cruzar las sabanas, traspasaré las fronteras, ríos, estero y cañadas”.

Cierro esta breve historia preguntando lo siguiente a los cumaraleños:

¿El sitio original de su patria chica a orillas de una laguna corresponde al espejo de agua llamado Chepero? 

6 respuestas a “Cumaral, fugaces asomos a su historia”

  1. Arsenio Balaguera Pardo dice:

    Excelente aporte histórico de consulta obligatoria… gracias.

  2. JUAN CARLOS SANTIAGO GALLO dice:

    Oscar, gracias por esta estupenda nota.
    Un fraternal abrazo.

  3. Germán Martínez Correal dice:

    Excelente!!!

  4. Gilberto Beltrán Acosta. dice:

    Cumaral es un pueblo con una historia estupenda, mi padre Plinio Beltrán fue amigo de los fundadores y se formó económicamente como finquero entre Medina y paratebueno, la finca se llama el Diluvio, hoy esa finca esta invadida por personas extrañas a los herederos, que abandonaron por ser cobardes y desconocer sus orígenes de campesinos, el trabajo de mi padre se perdió en su totalidad….los famosos herederos de la desgracia.

  5. Juan Mauricio Reyes dice:

    Faltó Demetrio Reyes López

  6. Sandra Ordóñez Muñoz dice:

    Muy. Interesante la historia de este hermoso y acogedor pueblo .que habito por voluntad de Dios.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

We are glad you have chosen to leave a comment. Please keep in mind that comments are moderated according to our comment policy.

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Publicaciones Recientes

En 1871 expedición bajó desde Tolima por el camino sanjuanero al territorio de San Martín La colonización de La Macarena en un poema de 1976 Cáqueza hace parte de la ruta literaria de La Vorágine Diálogos “En  Armonías Colombianas” con Palo Cruzao Tras las huellas del antiguo camino de herradura entre Bogotá y Villavicencio Por el camino de Apiay Francisco de Paula Santander en 1816 llegó a los Llanos Las aves inspiración de cultores llaneros El racionamiento de agua en Bogotá saca a flote el proyecto Chingaza II. En el Día Internacional de los Monumentos memoria de obra natural y cultural Desmemoria arquitectónica de nuestras ciudades: la experiencia de Villavicencio

Comparte esta publicación

Facebook

Categorías

  • Histórica y Cultural
  • Medio Ambiente
  • Otros Autores
  • Principal