La sabrosa Sopa de bolas de Fuentedeoro tiene joropo con su historia

“Pocos platos tradicionales de nuestros territorios han sido inspiración para componerles alegres joropos, caso particular es la Sopa de bolas de Fuentedeoro.

fuentedeoro
Bitácora de las acciones logradas entre los años 2010 y 2020 (Foto: Centro de Memoria eeri eeri de Fuentedeoro)

Por el tema de este artículo y con el fin de darle contexto lo inicio diciendo que una de las obras del literato uruguayo Mario Benedetti se titula “El olvido está lleno de memoria”. Se trata de un poemario suyo publicado en 1995.

El nombre de la obra literaria es quizá el mejor mensaje que nos lleva a reflexionar sobre la importancia que dentro de las familias y de las sociedades sus integrantes deben seguir para ser vigías permanentes conservando o recuperando y  visibilizando los respectivos patrimonios culturales intangibles y tangibles.

En esta oportunidad cuento que desde hace aproximadamente doce años hay un ejercicio que sigue dicho enfoque. Lo cumple un poco en silencio pero con labor constante el municipal Centro de Memoria eeri eeri de Fuentedeoro, Meta.

Sorprende para bien que sus líderes hayan mantenido vigente el colectivo pues en su contra han afrontado factores como afugias financieras y la mundial pandemia del Coronavirus. Conozco a Jairo Parrado y a Mauricio Mendieta quienes en calidad de timoneles en tiempos de sequías y de lluvias han conducido esa ariarense canoa cultural.

Como evidencia de las acciones cumplidas hasta este final del 2021 por el Centro de Memoria eeri eeri de Fuentedeoro me valgo del documento Memoria tangible  que reporta como año de inicio al año 2009. En orden cronológico hasta la vigencia 2020 según el índice están los siguientes resultados en el territorio:

2010: Fuentedeoro 50 años en el Bicentenario

2011: Génesis del Encuentro de Memoria de Fuentedeoro

2012: II Encuentro de Memoria: tenemos que encontrar nuestras propias historias

2013: 3er Encuentro de la Memoria: Vertientes de Memoria y Libertad, en el Museo Arqueológico Guayupe

2014: IV Encuentro de la Memoria “54 años de historia de historia y memoria de Fuentedeoro, Meta”

2015: El seco llanero colono ariarense, plato ganador del Premio Nacional de Cocinas tradicionales en la categoría Innovación del Ministerio de Cultura en el año 2015

2016: Reconocimiento a la Sopa de Bolas en el 6to Encuentro de la Memoria

2017: La Memoria hecha poema

2018: Octavo Encuentro de la Memoria La fuerza hecha imágenes, realizado el 28 de noviembre del mismo año

2019: De las carreras de caballos, Patrimonio vivo

2020: El Centro de Memoria en tiempos de pandemia

A esta variada bitácora le agrego la décimo primera edición correspondiente al 2021 que bajo el título de “Charlemos de llaneridad” se llevó a cabo en el arqueológico y platanero centro poblado de Puerto Santander el domingo 12 del último mes del año.

Para estar yo un poco actualizado acerca del devenir del Centro de Memoria mi fuente primaria ha sido Jairo Parrado, quien por coincidencia es nieto de don Faustino Enciso sanmartinero cofundador de Fuentedeoro -cuyo nombre original fue San Antonio del Ariari- quien hace más de tres décadas me contó sucesos de los tiempos cuando él llegó a colonizar ese selvático lugar de la margen izquierda del río Ariari.

bitacora
Doña Nora María Enciso por herencia materna desde 1948 es portadora de la receta de la Sopa de bolas. (Foto: Centro de Memoria eeri eeri de Fuentedeoro)

Entre lo investigado por el colectivo de memoria llama mi atención el tema gastronómico, en particular el plato denominado Sopa de bolas cuya portadora hoy es la señora Nora María Enciso quien hacia el año 1948 la aprendió de su mamá María de Jesús Sánchez.

Ese alimento de campesina receta cuya materia prima es el plátano hartón verde del cual se tuvo noticias en 2014, tras la distinción alcanzada dos años después en la convocatoria del Ministerio de Cultura se convirtió en reconocido bien patrimonial de la cultura fuentedeorense o fontodorense.

A lo anterior se le añade que sirvió de inspiración para que la profesora Gladys Espinosa Londoño y un grupo de jóvenes del semillero de la memoria compusieran un joropo en ritmo de cunavichero cuya letra narra la historia y la preparación de la Sopa de bolas. En la grabación que Jairo Parrado me compartió canta Brayan Andrés Ávila Valencia y con bandola lo interpreta Jhon Jairo Navarro Ramírez.

El día del Encuentro de Memoria # 11, segundo domingo decembrino, en el área urbana de Fuentedeoro conocí a doña Aleida Londoño quien en la actualidad también es portadora y prepara la patrimonial Sopa de bolas.

Pocos platos tradicionales de nuestros territorios han sido inspiración para componerles alegres joropos, caso particular en esta agrícola municipalidad metense es la Sopa de bolas.

Sin duda alguna por el trabajo y los importantes resultados culturales que hasta el momento reporta y aporta el Centro de Memoria eeri eeri de Fuentedeoro, Meta, lo hacen destacar en el contexto departamental y regional por tanto es digno de rodearlo y de apoyarlo.

Identidad corporativa del Centro de Memoria eeri eeri de Fuentedeoro, Meta

Volviendo a la obra “El olvido está lleno de memoria” de Mario Benedetti, en Fuentedeoro -gracias a la entidad no gubernamental aquí comentada- hechos de su refundido pasado social y cultural en la última década han sido rescatados y divulgados.

En los Encuentros cumplidos por la entidad que propende por el rescate y conservación de la memoria histórica de su territorio ha recibido apoyos del Ministerio de Cultura, de la alcaldía local y de Corporación Camaxagua.

3 respuestas a “La sabrosa Sopa de bolas de Fuentedeoro tiene joropo con su historia”

  1. Nubia Castillo Barón dice:

    Excelente compilación.
    Gracias

  2. Mauricio Mendieta Castaño dice:

    Un camino largo y culebrero es cierto.Pero un camino lleno de estimulantes hallazgos. Las memorias del Llanero Colono Ariarense, son compendio de la historia nacional, de la vitácora de la campesinidad colombiana. Eso es el Ariari, un compendio de nacionalidad, arraigado en tierra llanera. Gracias Oscar Pabón, por su reconocimiento.

  3. Jairo Parrado Enciso dice:

    Mero patrimonio vivo en Fuentedeoro y la provincia del Ariari así lo dirá la historia, que en el territorio existió un grupo que desde el año 2009 valoró, apropió, salvaguardó y difundió el patrimonio cultural y cuyo epicentro fue FUENTEDEORO el pueblo donde nací.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

We are glad you have chosen to leave a comment. Please keep in mind that comments are moderated according to our comment policy.

Publicaciones Recientes

Producir alimentos actualmente no es sinónimo de modernizar procesos Trilogía de destinos turísticos lejanienses Aquel 9 de abril en el pueblo de Villavicencio El Buque: modelo agroindustrial villavicense en la segunda mitad de 1800 ¿Amenazada la seguridad alimentaria de pueblo Sikuani? El tucunaré, de los ríos a las páginas de una novela Rezanderos para las gusaneras del ganado TRANSNISTRIA LLANO ADENTRO – SABANA INUNDABLE Desde el legado de Alfredo Molano, ¿Cuáles son los principales aprendizajes y reflexiones que nos ha dejado la práctica de escucha?

Comparte esta publicación

Facebook

Categorías

  • Histórica y Cultural
  • Medio Ambiente
  • Otros Autores
  • Principal